jump to navigation

Waterloo: Fate of France 18 mayo 2008

Posted by ppglaf in Sesiones de juego.
Tags:
trackback

Después de destroquelar cuidadosamente las fichas y cartas de este juego, y “clipearlas” unas convenientemente y meter en fundas las otras, decidí probar en solitario el escenario introductorio, Quatre Bras.

Waterloo L2 001, originalmente cargada por ppglaf.

A este juego le he estado haciendo un “marcaje” desde hace un tiempo, hasta que finalmente decidí adquirirlo. Tiene una mecánica de juego novedosa y las críticas que he leído del mismo hacen referencia al aspecto gráfico, del que parece se esperaba algo más, pero que tampoco está tan mal. Otro acertado comentario me parece el que afirma que es un juego demasiado napoleónico para los poco interesados en el tema y sin suficiente detalle en la simulación para los más “grognards”.

Se trata de una recreación de la batalla de Waterloo a nivel operacional, en la que las unidades se mueven por un mapa zonal que cubre toda el área implicada en los famosos combates de 1815 y cuando un grupo de unidades entra en una zona ocupada por el enemigo, se hace uso de un pequeño mapa hexagonado para llevar a cabo los combates. Hay doce de estos mapas, unos recreando un lugar en concreto (como Quatre Bras, el de la foto) y otros haciéndolo con un área cualquiera despejada o de bosque o con un cruce de río, por ejemplo.

Además, la implicación de los líderes en el juego se hace mediante el uso de cartas que proporcionan pequeñas ventajas en el combate. Según la “calidad” del líder, habrá un mayor número de cartas disponibles.

Otro detalle importante es el uso de la moral de las unidades, que es la que determina su destrucción en los combates (aunque luego puedan ser sustituidas por la cara reducida o por otra ficha con menores factores).

Waterloo L2 002, originalmente cargada por ppglaf.

Y aparte la campaña, existen tres escenarios que se limitan a plantear escaramuzas concretas de esta batalla, sobre los mapas tácticos: el ya mencionado Quatre Bras, Ligny y Mont St. Jean.

Por último, como final de esta primera toma de contacto con el juego, debo mencionar que las reglas son cortas, sencillas y escuetas, hasta el punto que generan ciertas dudas a la hora de llevar a cabo algunas acciones, pero no porque estén mal escritas, sino porque quizá esté más habituado a que esta clase de juegos cubran todas las situaciones posibles de forma explícita, cosa que no hace este Waterloo de L2. Una lectura minuciosa y una interpretación literal, hasta ahora, han servido para resolver mis problemas, aunque eso siempre me deja cierto sabor a inseguridad, pero creo que forma parte de mi personalidad.

Veamos quién se anima a jugar en vivo conmigo a este magnífico juego, para que pueda reseñarlo en condiciones.

Anuncios

Comentarios»

1. Juaninka - 20 mayo 2008

Vaya, no había visto esta minireseña!!

Este juego tengo muchas muchas ganas de probarlo, a ver si podemos organizarnos un día de estos que consiga una tarde libre

Lo dicho, muchas gracias porque hacía tiempo que buscaba un comentario al mismo…. podrías poner el enlace en la BSK que seguro que la gente te lo agradece.

Saludos!

2. txus - 22 mayo 2008

Hola,
al final lo has desplegado y probado antes que nosotros.

lo tengo leido, pero impoderables hacen que se retrase la contienda.

felicidades por esta breve reseña.

he decidido sumarme a la lectura de los blogs de la gente que conozco, asi que veras de cuando en cuando algun comentario mio.

recibe un fuerte abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: