jump to navigation

Waterloo: Fate of France 22 mayo 2008

Posted by ppglaf in Sesiones de juego.
Tags:
trackback

He tenido suerte porque he podido estrenar cara a cara este juego cuyas primeras impresiones comentaba hace unos días.

De nuevo ante el escenario introductorio, Quatre Bras, pero esta vez, al contar con un contrincante mucho más conocedor de la era napoleónica que yo, me llevé nuevas impresiones del juego. 

Waterloo 001

Para empezar, mi rival me pidió llevar los franceses, cosa a la que accedí, y como ya tenía las fichas del escenario apartadas en una bolsita, pues las sacamos y nos pusimos a separar cada uno las nuestras. Mi primera sorpresa fue comprobar que, sin consultar la relación de entrada de refuerzos que viene en el despliegue del escenario, mi amigo corsariohierro ya tenía prácticamente ordenadas sus unidades. Quiero decir, aunque sea de perogrullo, que la fidelidad histórica ha sido cuidada, cosa en la que no siempre se fija uno con el detalle necesario y que probablemente exige un esfuerzo a los desarrolladores de juegos de simulación histórica que no resulta evidente más que cuando existen errores, pasando desapercibido el trabajo bien hecho.

Waterloo 002

La batalla en sí se desarrolló en forma similar a la histórica y a como otros juegos tratan este escenario en concreto. Los franceses avanzaban hacia Quatre Bras y los anglo-aliados se trataban de interponer en su camino. Cometimos algunos errores de reglamento al no introducir correctamente algunos de los refuerzos en el sitio adecuado, y no fuimos del todo conscientes hasta el final de que para la victoria se contabiliza cada paso de unidad destruido y no cada unidad destruida.

El otro error (esta vez táctico y mío), consistió en desplegar demasiado adelantadas las primeras tropas del Príncipe de Orange, ante Gemioncourt. Situarme un poco más atrás hubiera retardado un turno más el comienzo de las hostilidades y hubiera ganado el tiempo necesario para defender correctamente el cruce estratégico de Quatre Bras, que fue tomado por los franceses.

 Waterloo 003

La verdad es que la partida fue muy entretenida: los primeros combates en Gemioncourt, la caballería francesa rodeando el bosque de Bossu para flanquear a los aliados pero que luego se vio copada, el choque en Quatre Bras, la artillería aliada machacando permanentemente la posición de dicho cruce, la segunda oleada de caballería francesa cargando suicidamente sobre las mejores tropas inglesas para desgastarlas y evitar que retomaran el pueblo, …, y otros grandes momentos que nos hicieron disfrutar de la tarde.

El uso de las cartas, cosa que en solitario pierde su gracia, fue realmente interesante. Aportan unas ligeras ventajas al combate que resultan imprescindible ser empleadas en momentos concretos para aportar mejores garantías de éxito. Además, siempre tienes una incertidumbre acerca de lo que tendrá el contrario y si lo usará precisamente en este combate tan importante.

Los asaltos y bombardeos, no resultan determinantes tomados individualmente, sino que por lo general hay que insistir y dañar varias veces una unidad para quitarla definitivamente del mapa. Aunque con cada impacto se va reduciendo notablemente su capacidad, tanto en puntos de fuerza (valorados en la tabla para el cálculo de proporciones) como en moral (aportan modificadores al dado).

Hablando de la tabla de combates de asalto: no hay grandes diferencias en proporciones (la máxima es 3:1) y está bastante detallada en lo que yo denomino “proporciones intermedias” (3:2, 2:3). Además, se suele penalizar, aunque sea poco, el ataque, que se lleva un impacto (al menos) con cierta frecuencia, y no hay una proporción o resultado concreto que produzca grandes daños al enemigo. Es una tabla de daños “suave”. Napoleónico.

El resultado final, tras la contabilidad, fue de dos puntos de victoria (para los franceses), lo que especifican las reglas del escenario que es un empate (de 0 a 2 PV).

La próxima cita será con un escenario más concurrido: Ligny o Mt. St. Jean, para luego meterle mano a la campaña completa.

Anuncios

Comentarios»

1. txus - 25 mayo 2008

Hola,

mientras yo me hundo el fando del dia dia laboral, veo que has tomado con ganas el juego y no solo me has avanzado en el aprendizaje en solitario si no que ya tambien en buscar contricante, y batirte bajo el peso de la artilleria y la carga de la cabelleria por el cruce de Q. Brass.

seguire entretenido el devenir de los pocos escenarios ante la incapacidad de desplegar mi copia y desarrollar ni tan solo un escenario.

recibe un fuerte abrazo,

txus

2. Juaninka - 26 mayo 2008

Jue, qué envidia Pedro, a ver si los astros se alinean y puedo probar este juego que me llama mogollón


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: