jump to navigation

España 1936 3 junio 2008

Posted by ppglaf in Sesiones de juego.
Tags:
trackback

España 1936 1

Y es que Jokin quiso probarlo y yo no pude resistirme.

Tras un buen rato de explicación (con interferencias infantiles incluidas), yo tomé el bando republicano y Jokin los nacionales.

Para empezar, mi adversario tenía, por un lado, el barullo habitual posterior a la explicación de las reglas, y por otro, cierta inexperiencia con wargames (porque esto es un wargame).

Eso le llevó a emplearse con gran timidez en su primer movimiento, y a ignorar mi advertencia sobre la importancia de posicionarse en las ciudades que aportan recursos, en los turnos en los que hay reemplazos, como el primero.

Ignoró Badajoz y me permitió situar unidades en Sevilla y Salamanca, y además, en esta última, con fuerza suficiente para tomarla. Además, viendo su indecisión, el frente norte lo puse a la ofensiva, atacando en Burgos y posicionándome en Pamplona. Toledo también fue atacado y cayó.

En definitiva, los primeros reemplazos fueron siete para el nacional y once para el republicano, lo cual dice mucho de la situación.

Para cuando reaccionó, viendo el potencial del ejército de África y pasando al ataque en el frente sur, Madrid, en la que no había habido combate alguno, estaba casi rodeada (a falta de Guadalajara).

No obstante, no pasamos de los tres primeros turnos, ya que tras las explicaciones y después de asimilar el juego y haber comprendido bien la esencia de los combates mediante la experiencia de llevar a cabo unos cuantos, Jokin tenía una cara en la que se leían sus pensamientos: “tengo que hacer diez cosas, pero sólo puedo hacer tres porque no tengo recursos suficientes…, ¿qué hago?”.

Esta situación de análisis-parálisis, en la que sus ojos se movían de apilamiento a apilamiento, de un lado a otro del tablero y de las cartas a la mesa y de la mesa a las cartas, al menos espero que haya servido para “abrirle el apetito” y dejarle con ganas de volver a intentarlo.

España 1936 2

Anuncios

Comentarios»

1. Jokin - 4 junio 2008

Efectivamente, me gustó, pero es el primer wargame como tal que juego en tablero. En ordenador sí he jugado más, pero desde la época 486 no toco ninguno (Me encantaba el Medieval Lords http://www.the-underdogs.info/game.php?id=694 ).
Entonces, después de tantos años aparcada la estrategia me encuentro con cajetines de interés estratégico (amarillos), cajetines de interés logístico (como Badajoz o Córdoba), tener que elegir entre el poner tropas en un cajetín para disuadirte de pelearlo y ponerlas en un cajetín para luchar por él, con un número limitado de generales…

En general no hubo nada que me desagradara del juego. Sí que me gustaron mucho las cartas. Eran buenas tanto como evento como apoyo al combate, lo que hacía difícil elegir cuándo usarlas.
Por ejemplo, la Legión Cóndor hace que el republicano tire dos dados menos en un combate, pudiendo darme virtualmente la victoria en una ciudad en liza, pero pierdo un tanque y un avión sobre el tablero. ¿Qué me interesa más? No es una decisión para tomar a la ligera… Me gusta ese equilibrio entre los dos modos de usar una carta. No te da la sensación de estar malgastando posibilidades.

Repetiría. Sin duda.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: