jump to navigation

Silent War 24 junio 2010

Posted by ppglaf in Reseñas, Sesiones de juego.
Tags:
trackback

Nunca he sido muy fan de los juegos solitarios, pero la verdad es que el tema de Silent War es muy atrayente: la guerra submarina en el teatro de operaciones del Pacífico.

Es un juego del que existen varias reseñas y sesiones de juego en la red, a poco que uno busque.

La verdad es que es muy ambicioso el planteamiento del juego: están representados todos los submarinos aliados que participaron en la guerra en aquella zona. Y cuando digo todos, me refiero a TODOS. La escala se podría considerar estratégica, ya que, pese a  no haber decisiones a nivel de producción, el jugador asume el rol de la dirección de la guerra submarina: asignar las zonas de operación de cada submarino en todo momento, en función de su disponibilidad y alcance, así como las bases en las que operan. Cómo ésto en la actualidad.

Luego, para cada submarino, habrá que bajarse al nivel táctico y realizar búsquedas en las zonas de patrulla, localizar buques japoneses e intentar aproximarse para hundirlos.

Como muchos otros juegos solitarios, éste peca de tedioso en lo procedimental y repetitivo del sistema de juego. Hay que lanzar dados y dados, mirar tablas y además, sacar unas fichas al azar, sin verlas (boca abajo) para determinar los convoyes encontrados. Hay incluso unas ayudas informáticas por si queremos dejar de lado este sistema. Pero creo que así pierde algo de encanto.

No obstante, hay que decir que el juego transmite sensaciones. Cada tirada está justificada y se ha conseguido un equilibrio entre agilidad y simulación: uno “sufre” con las tiradas pensando en lo que está “haciendo”.

Silent War mapa

Situación al final de la partida

Jugar toda la campaña supone, según indica la misma caja del juego, invertir unas 125 horas, lo cual puede ser excesivo, pero también hay campañas más cortas y escenarios de patrulla, aunque estos últimos no son más que una introducción al juego que tiene mucho sabor histórico detrás y que ayuda a meterse en el tema.

Una de estas campañas cortas la he estado jugando estos días: Desperate Pearl. Sólo hay que usar una parte del mapa (las zonas excluidas se pueden ver en la foto con unos marcadores “x”) y sólo los primeros meses de la guerra.

Hay unos objetivos intermedios y la triste realidad es que fallé en alcanzar el primero de ellos (40.000 toneladas hundidas a finales de marzo de 1942). Únicamente pude hundir 29.000 toneladas y 10 buques japoneses, perdiendo 2 submarinos a cambio. Un escaso resultado.

Supuestamente, y digo esto porque no tengo medios para comprobarlo, el juego recrea estadísticamente lo sucedido en la realidad, y jugar toda la campaña debería llevarnos a obtener los resultados reales: 5.320.000 toneladas hundidas.

Silent War mesa

La mesa de juego

Pese a que he tenido Silent War desplegado durante unas tres semanas, la duración no ha sido larga ni se ha hecho pesado. Ha habido momentos en los que he estado sentado dos o tres horas y también, los más, ratos en los que he pasado por allí, he tirado unos dados y en cinco minutos he resuelto algunas búsquedas.

Como ya he mencionado antes, este juego “transmite sensaciones”. Es muy gratificante, por ejemplo, que aparezca un resultado de submarino contra submarino (una entre cien posibilidades, se ha dado tres veces en mi partida) y la emoción de intentar hundir o que te hundan un submarino. No obstante, los dos submarinos que perdí en la campaña fueron a manos de un avión japonés que apareció por sorpresa y de un contraataque a manos de varios destructores y aviones.

Estuve cerca de conseguir la promoción de uno de mis capitanes. Para ello hace falta hundir, en el mismo encuentro, al menos tres buques. Logré hundir dos y tenía un 60% de probabilidad de hundir el tercero. Pero fallé la tirada.

También ha sido muy frecuente encontrar un buen blanco, realizar una aproximación con éxito y disparar con acierto  para luego encontrar que no se consigue hundirlo por el modificador negativo de los torpedos en esta fase de la guerra. Frustrante.

Por no hablar de tantas veces que logra uno dañar un buque y al ir a rematarlo no es posible hacer una aproximación adecuada o simplemente se falla.

Pese a los inconvenientes mencionados acerca de lo tedioso del sistema de búsqueda de buques enemigos, es un juego muy recomendable al que hay que jugar alguna vez. Aunque es solitario, dos personas pueden jugarlo dividiéndose por áreas el territorio.

Anuncios

Comentarios»

1. Daniel Alberto Mesa - 25 junio 2010

felicitaciones por este excelente comentario para un juego que desconocia.
Solicito autorizacion para incluirlo en nuestro site para compartirlo con toda la comunidad submarinista latinoamericana.
Un abrazo y saludos.

ppglaf - 25 junio 2010

¿Autorización? Claro hombre, inclúyelo donde quieras. Y danos un enlace para que veamos tu site.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: