jump to navigation

Alien Frontiers 13 diciembre 2010

Posted by ppglaf in Reseñas.
Tags:
trackback

En el tablero, un planeta dividido en áreas, bautizadas con los nombres de insignes escritores de ciencia ficción. Alrededor, instalaciones orbitales para ayudar a su colonización. A lo largo de la partida, nuestra facción intentará ser la que establezca más y mejores colonias en la superficie del planeta. Cada colonia nos proporcionará un punto de victoria, tener la mayoría en una de las ocho regiones también dará puntos adicionales y dos de las cartas del mazo aportan 1PV cada una, aparte 1PV que puede otorgar cierto artefacto.

Dispondremos de naves (los dados), colonias, combustible (discos naranjas), mineral (cubos grises), cartas de tecnología, etc. En nuestro turno, tomamos los dados que haya en el tablero y los lanzamos, para inmediatamente volverlos a colocar en la mesa, según nuestra voluntad, los sitios disponibles y los puntos que hayamos obtenido en los dados. También podremos hacer uso de tantas cartas de tecnología como queramos (de entre las que tenemos). Estas cartas son siempre visibles y eso ayuda a hacer el juego prácticamente independiente del idioma: si no entiendes el texto, puedes (y debes) preguntar abiertamente. O consultar las reglas en castellano.

Alien Frontier 1

Nuestras posibilidades vendrán limitadas principalmente por los espacios disponibles. Aunque construir colonias es el objetivo principal, obtener combustible y mineral se hace necesario para poder fabricar estas colonias, conseguir dados (naves) adicionales para mejorar el rendimiento de nuestros turnos es otra obligación, y nunca hay que perder de vista las cartas de tecnología, que aportan ventajas como la reducción de ciertos costes de construcción, la protección frente a robos (sí, una acción permite robar materiales o cartas a los demás jugadores), o incluso directamente, puntos de victoria.

Además, el control de territorios permite aprovechar las ventajas del mismo, que son cosas como la construcción de una nave adicional o bonificaciones en las acciones a realizar con los dados. Con las cartas también pueden entrar en juegos unos artefactos que protegen territorios de colonias de otros jugadores o dan 1PV adicional.

A modo de ejemplo, conseguir combustible se hace situando un dado en el sitio correspondiente (parte superior izquierda del tablero, hay 8 espacios) y cogiendo tantas fichas naranjas como los puntos del dado divididos a la mitad. Muy sencillo de obtener. Pero para conseguir mineral la cosa es algo más complicada, ya que hay que poner dados en una zona más restringida (parte inferior derecha, 5 espacios) pero el dado ha de ser del mismo valor o superior que el dado más alto que haya allí. Si alguien pone un seis, está complicando las cosas para todo el mundo. Hay otras formas de conseguir mineral (también complicadas), pero el ejemplo sirve para ilustrar que la interacción entre jugadores es bastante elevada, pero de una sutileza fascinante.

Alien Frontier 2

Otras acciones requieren pares o tríos de dados iguales, escaleras de tres dados o que alcancen más de 7 puntos, pero a pesar de estos requerimientos, siempre habrá algo interesante en lo que invertir una mala tirada. Y nunca estará disponible el sitio que necesitamos, por supuesto.

Y lo mejor es que el juego dura un tiempo muy razonable, apenas una hora y media de partida. Una primera parte de preparación en la que aprovisionarse de material y construir naves adicionales, seguida de una desenfrenada carrera por construir colonias y desencadenar el final de la partida si llevamos ventaja en el marcador, que termina inmediatamente con la construcción de la última colonia de cualquier jugador. Al final, una puntuación normalmente muy ajustada entre los jugadores, con varios criterios de desempate (número de cartas, fichas de mineral y de combustible), e incluso una referencia a que si persiste el empate, se juegue otra partida.

La primera edición está agotada (supongo que puede quedar algún ejemplar en algún sitio) y se está preparando una segunda edición, así que estad atentos para no quedar sin ella, que este juego es muy recomendable.

Anuncios

Comentarios»

1. Valdemaras - 14 diciembre 2010

Muy buen artículo Pedro, ¡como siempre!.

Me alegro de que hayas vuelto a escribir, echaba de menos tus articulos.

Y dejndo ya el peloteo descarado 🙂 una pregunta sobre el juego. ¿Crees que funcionaría bien a solo dos jugadores?

Graciassssss

2. Ludo Tecla - 14 diciembre 2010

Me uno a la pregunta de Valdemaras. Es un juego que le teníamos ganas.

3. ppglaf - 14 diciembre 2010

Hola a ambos:

Con menos de cuatro jugadores, cambia el número de colonias con el que empieza cada jugador (para alargar el tiempo de la partida) y se “cierran” algunos espacios para que no esté todo disponible.

Sin haberlo jugado a dos, sospecho que funcionará estupendamente, pero que la experiencia de juego será distinta. Todo se volverá más cerebral y calculado porque habrá una confrontación directa.

Si lo pruebo a dos (hay alguna posibilidad de hacerlo estos días) os lo cuento de primera mano.

4. darthtxelos - 5 marzo 2011

buenas

lo acabo de jugar y me ha encantado. a 4 jugadores, partida disputada y decidida en el ultimo turno. juegazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: