jump to navigation

Feroces vikingos 30 noviembre 2011

Posted by ppglaf in Reseñas.
Tags:
trackback

Feroces vikingos 005

Lo primero que llama la atención de este juego es el peso de su caja, que no parece corresponderse con el tamaño pequeño que tiene. Claro que el misterio queda resuelto en cuanto lo abres y descubres que está ¡¡llena de piedras!!

Los componentes que trae dentro son tres losetas de barco, una loseta de pueblo, un dado, las reglas, una baraja de 60 cartas y cuarenta piezas de cristal que simulan ser joyas.

Feroces vikingos 001

Para comenzar, los barcos, cargados con una joya cada uno, se ordenan en fila ante el pueblo, se reparten seis cartas a cada jugador y cuando te llega el turno, se tira un dado que indica qué acción hay que llevar a cabo.

Las cartas son de cuatro tipos: amarillo/espada, rojo/casco, azul/escudo o comodín. Cada color/símbolo se corresponde con uno de los barcos. Cuando en la tirada del dado aparezca un barco de color, la jugada es tan simple como tomar una joya del montón, situarla en el barco determinado y le toca al siguiente jugador. La otra situación que no requiere decisión alguna es cuando aparece en el dado el símbolo de la carta: todos los jugadores cogen una carta.

Así, dos caras del dado requerirán decidir algo: el barco negro, que permite escoger el barco en el que situar una nueva joya, y el pueblo, que desencadenará una puja por las joyas del barco más cercano al pueblo.

Feroces vikingos 008

En la puja, auténtica esencia del juego, el jugador que tiró el dado comienza enseñando tantas cartas del color del barco en cuestión (o comodines) como quiera. Los siguientes jugadores pueden subir la puja o pasar. Es una subasta a una sola vuelta.

Y ahora lo importante: ¿funciona? ¿gusta a los niños?

La idea original intenta desarrollar algo interesante: valorar el número de cartas a jugar en cada momento. Cuando llega el momento de llevarse un barco, se miran las cartas que uno tiene y decides si mostrarlas todas o una parte, o reservarlas para más adelante. En sí, el concepto me parece muy bueno, un planteamiento que trabaja cierto pensamiento estratégico.

No obstante, la realidad es que los niños juegan siempre todas las cartas que tienen en la mano cuando les toca, incluso los comodines. De forma natural, no saben guardarse nada. Es mi trabajo el explicar una y otra vez que hay que valorar las joyas que hay en liza contra las cartas que merece la pena gastarse en ellas, pero de momento, no consigo que lo entiendan. Supongo que habrá que seguir intentándolo.

Da todas formas, a modo de reflexión final, el juego peca del mismo fallo que todos los juegos de subastas: la valoración que hacen los jugadores de las cosas a subastar, si no es adecuada, rompe el equilibrio del juego. En este caso, por desconocimiento o falta de experiencia de los niños, pero, ¡cuántos buenos juegos quedan relegados porque tienen una fase de subasta que la gente no sabe usar correctamente!

Anuncios

Comentarios»

1. Raúl - 30 noviembre 2011

“la realidad es que los niños juegan siempre todas las cartas que tienen en la mano cuando les toca, incluso los comodines”. Todo, lo juegan todo de golpe, aunque solo haya 1 joya !!!

ppglaf - 30 noviembre 2011

Pues sí, es así. Y cuando sale el barco negro, lo lógico es poner la joya en el barco del que tengas más cartas y con ello, posibilidades de ganarlo, pero lo que hacen es ponerla en el sitio donde menos joyas hay: “pobrecito, que este no tiene nada”.

Mucho esfuerzo intentar que comprendan el concepto. ¿Será que no es posible que lo capten hasta que no tengan más edad…, y más picardía?

2. lagunero - 2 diciembre 2011

Muy buena la reseña. Este es un juego que haba recomienda a partir de 6 años, y yo creo que para desarrollar una buena estrategia y aprender a guardarse cartas, puede ser mejor jugarlo a partir de los 8. Pero lo importante es que los niños se diviertan jugándolo. Ya aprenderán, se empieza por aquí y en un pis-pas pueden estar jugando un Here I Stand… 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: